sábado, junio 04, 2016



Uno de los rasgos que más caracteriza a nuestra época es el de la confusión, la inmensa mayoría de las personas no sabe qué hacer, no sabe hacia dónde marcha el mundo. La gente confundida se vuelve peligrosa pues el pánico se apodera de ellas, y cuando hay pánico en masa se crea el caldo de cultivo para que unas supuestas ideas salvadoras germinen y así nace el fanatismo y la mayoría de los populismos (tanto de derecha como de izquierda), ya que lo que los caracteriza es la simpleza de sus exposiciones doctrinarias, pues la base de las mismas es la emoción y las promesas fáciles, antes que ideas complejas y desarrolladas. Para encauzar a las masas en pánico hay que apelar a la emoción y los esloganes simples. Algo de este estilo: "Todos juntos Podemos".


0 comentarios:

Publicar un comentario